Foto del autor adelante de un librero

Ciencia ficción y lo trascendental

Una entrevista desde Cuba.

Sin duda alguna, una de las entrevistas que más he disfrutado ha sido la que me realizó la destacada artista cubana Elaine Vilar Madruga (narradora, poeta y dramaturga). Primero, porque fue maravilloso entablar vínculos con el mundo literario de ese país (¡tan activo y tan movido!) y, segundo, porque me permitió darle rienda suelta a varias de mis ideas, e ideales, que nunca antes había dejado plasmados. ¡Ahora me dejó en evidencia! Pero se lo agradezco. Y mucho. La entrevista en cuestión se publicó originalmente en el Portal del Arte Joven Cubano y ya la pueden encontrar disponible en Chile, en el sitio de Fantástica sin Fronteras.

IMG_20190719_204036_029

Desde la consulta médica, en un pequeño descanso entre pacientes: comprobando con bastante emoción la aparición de la entrevista, por allá en tierras cubanas (aunque en la foto me hayan cortado la mitad de la cabeza; la cierto humor. No es bueno el exceso de seriedad).

Una pregunta que me pareció interesante, y que quiero resaltar, fue la siguiente:

“P: ¿Cómo valoras la escritura de tus contemporáneos?”

“R: A mis contemporáneos nacionales los valoro como algo imprescindible. Sin ellos, no habría comunidad, no habría emoción. Me motiva el verlos crear, me entusiasma leerlos y ver qué cosas nuevas se traen. Me gusta leer ciencia ficción chilena y me gusta celebrar a mis colegas, aplaudirles sus universos y esperar ese magnum opus que sé que en algún lugar y tiempo está preparando cada uno. Lo mismo con el trabajo de los editores, pensar en quién nombrará la historia como nuestro análogo de Gernsback, Campbell, Moorcock o Van Gelder. Disfruto sentirme inserto en esta escena, en conjunto”.

Lo rescato porque, a nivel personal, creo que la comunidad del mundo de la ciencia ficción es una de las comunidades más apasionadas y comprometidas de las de los mundos literarios. Las rencillas no tienen sentido alguno (son inevitables, por supuesto), pero le agradezco a Elaine que me haya hecho la pregunta directo al grano, para así también responderle, nuevamente, directo al grano (no es que ocupe la expresión por dedicarme a la piel… O tal vez sí). Me encanta esta comunidad y seguiré poniéndolo todo para continuar su cultivo y desarrollo.

junta-alciff-2

junta-alciff-2-todemun

Disfrutando una de las Juntas ALCiFF. Autor de fotografía en ojo de pez: Jesús Todemun (escritor de ciencia ficción raypunk).

La entrevistadora comentó en el momento en que se publicó este diálogo:

“Desde Chile, Leonardo Espinoza Benavides escribe ciencia ficción con una voz que, desde su juventud, viaja cargada de resonancias: lo humano es el territorio por excelencia de sus historias. En el ángulo particular de su narrativa, Leonardo pretende que sus lectores no solo sientan el extrañamiento hacia aquellos universos que recrea sino también una corriente de sentido —subterránea y aun así visible— que hace posible las referencias de lo extraordinario.” Elaine Vilar Madruga.

¡Palabras maravillosas! Válidas para esforzarse y estar a la altura. Lo mínimo por mi parte es retribuirle contándoles que ella tiene un libro espectacular de ciencia ficción, titulado Salomé y que —adivinen— ¡fue publicado también en Chile! Por la Pollera Ediciones. Recomendado.

salome

Fotografía de La Pollera Ediciones.

¡Ah! Y para terminar… sobre lo trascendente.

Elaine me pregunta (y a ver si les gusta mi respuesta):

P: “Dentro de ese panorama, sin duda plural, ¿cómo se manifiesta e inserta tu obra? ¿Cuándo y por qué descubres que te interesarían los temas del fantástico?”

R: Me gusta pensar que mi obra se manifiesta en este escenario como un nuevo punto de vista, íntimo, cercano, muy humano; especulativo y poético a la vez, con elementos fuertemente criollos y nostálgicos, propios de estas tierras tan australes. Escribo sobre gente simple en mundos complejos: personas pequeñas que desbordan sueños y anhelos, que lloran y fallan y sin embargo siguen encontrando algún sentido. Para mí la ciencia ficción es una expresión artística que nutre temas trascendentales de la humanidad. Siempre invoco a uno de mis maestros, el gran cineasta Andrei Tarkovksy, de quien aprendí que la finalidad de lo que hacemos en cuanto creadores es buscar enriquecer el “alma” humana en un mundo necesariamente imperfecto. Y como dijera Philip K. Dick, estimular y estimular hasta el punto de incitar la co-creación. Y disfrutar haciéndolo. Creo que la lectura, en su contacto íntimo, encuentra su significado en cada aprehensión individual, con su eterno subjetivismo en busca del receptor perfecto, ese que aún está buscando y esperando. Así respondo a la segunda pregunta, mi encuentro con lo fantástico: Crónicas marcianas me atrapó de improviso cuando pequeño. Yo, Robot me guio en la adolescencia. Y desde entonces sigo este camino como uno sobre el cual no tengo dudas.

Ya verán que… siempre me sale lo tarkovskiano.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: